A la mama le gustan los puños duros.