Casi que no, pobre Carol.