Daphne Rosen, con sus enormes melones magreados.