Metiendole el dedito mientras duerme por el tremendo culazo de la putilla.