Mamando por los agujeros y tragandoselo todo.