Pillados por un amigo.